Día: 10 mayo, 2017

Enana Marrón de masa planetaria

Posted on

¡Sorpresa! Cuando una enana marrón es en realidad un objeto de masa planetaria

por Amelia Ortiz · Publicada 10 mayo, 2017 ·
10/5/2017 de Carnegie Institution /  The Astrophysical Journal Letters


Ilustración de artista de SIMP J013656.5+093347, o más brevemente SIMP0136, que el equipo de investigadores ha determinado que es un miembro planetario de un grupo de estrellas de 200 millones de años de edad llamado Cercana-Carina. Imagen cortesía de NASA/JPL, ligeramente modificada por Jonathan Gagné.

A veces una enana marrón es en realidad un planeta, o parecida a un planeta en cualquier caso. Un equipo de investigadores dirigido por Jonathan Gagné (Carnegie) ha descubierto que lo que los astrónomos pensaban que era una de las enanas marrones más cercanas a nuestro Sol es, de hecho, un objeto de masa planetaria.

Más pequeñas que las estrellas, pero mayores que los planetas gigantes, las enanas marrones son demasiado pequeñas como para mantener el proceso de fusión del hidrógeno que alimenta las estrellas y les permite permanecer calientes y brillantes durante mucho tiempo. Así que después de formarse, las enanas marrones se enfrían lentamente y se contraen con el paso del tiempo. La contracción normalmente finaliza después de varios cientos de millones de años, aunque el enfriamiento es continuo.

Gagné y su equipo de investigadores han podido demostrar que, con unas 13 veces la masa de Júpiter, el objeto llamado SIMP0136 está justo en la frontera que separa la propiedades de las enanas marrones (principalmente la breve combustión de deuterio en el núcleo del objeto) de las propiedades planetarias.

“El hecho de que la bien estudiada SIMP0136 sea realmente más parecida a un planeta de lo que se pensaba nos ayudará a comprender mejor las atmósferas de los planetas gigantes y cómo evolucionan”, explica Gagné. Étienne Artigau añade: “Esta nueva adición al club muy selecto de cuerpos similares a planetas que flotan libremente [es decir, no están en órbita alrededor de ninguna estrella en particular] es especialmente notable, porque ya habíamos detectado patrones meteorológicos de evolución rápida en la superficie de SIMP0136, cuando todavía pensábamos que era una enana marrón”. Y en un campo en el que el análisis de las atmósferas de exoplanetas es de gran importancia, haber encontrado ya pruebas de patrones meteorológicos en un objeto fácil de observar que flota libremente y se halla lejos del brillo de una estrella nodriza es un hecho apasionante.

[Fuente Noticia]

Anuncios

Agujeros Negros envueltos en gas y polvo

Posted on

Las galaxias en colisión tienen agujeros negros envueltos en gas y polvo

por Amelia Ortiz · Publicada 10 mayo, 2017 ·
10/5/2017 de JPL / Monthly Notices Royal Astronomical Society


Esta ilustración compara el crecimiento de un agujero negro supermasivo en dos tipos diferentes de galaxias. En una galaxia normal tendría una estructura de gas y polvo con forma de dónut alrededor del agujero negro (izquierda). En el caso de galaxias en fusión, una esfera de material oscurece el agujero negro (derecha). Crédito: National Astronomical Observatory of Japan.

Los agujeros negros tienen mala fama en la cultura popular porque tragan todo lo que hay a su alrededor. En realidad, estrellas, gas y polvo pueden estar en órbita alrededor de los agujeros negros durante largos periodos de tiempo, hasta que una perturbación grande empuje el material hacia el interior.

La colisión de dos galaxias es una perturbación de este tipo. Cuando las galaxias se combinan y sus agujeros negros centrales se aproximan uno al otro, el gas y el polvo de los alrededores son empujados hacia sus respectivos agujeros negros. Una enorme cantidad de radiación de alta energía es emitida cuando el material se precipita en espiral rápidamente hacia el agujero negro hambriento, que se convierte en lo que los astrónomos llaman un núcleo galáctico activo (AGN).

Un nuevo estudio demuestra que en las fases finales de la unión de galaxias, se ha precipitado tan gran cantidad de gas y de polvo hacia el agujero negro que el AGN, de enorme brillo, queda oculto por ellos. El efecto combinado de la gravedad de las dos galaxias frena las velocidades de giro del gas y el polvo y esta pérdida de energía hace que el material se precipite hacia el agujero negro.

“Cuanto más avanzada se halla la fusión, más envuelto se encontrará el AGN”, afirma Claudio Ricci. “Las galaxias que se hallan en un proceso de unión muy avanzado se encuentra completamente cubiertas por un envoltorio de gas y polvo”.

[Fuente Noticia]

Superburbujas en NGC 4038 y 4039

Posted on

Superburbujas en el medio interestelar de las “Antenas”

por Amelia Ortiz · Publicada 10 mayo, 2017 ·
10/5/2017 de Instituto de Astrofísica de Canarias / Monthly Notices of the Royal Astronomical Society


Imagen del telescopio espacial Hubble de las galaxias de las Antenas (NGC 4038 y 4039). Las dos galaxias espirales empezaron a colisionar hace varios cientos de millones de años. Ahora un equipo de científicos ha detectado y medido una “alfombra” de burbujas expendiéndose en el medio interestelar de las Antenas. Crédito: NASA, ESA, and the Hubble Heritage Team (STScI/AURA)-ESA/Hubble Collaboration

Un equipo científico liderado por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha detectado y medido una “alfombra” de burbujas expendiéndose en el medio interestelar de las “Antenas”, un par de galaxias en interacción que se fusionarán en el futuro. Para este trabajo han utilizado el Telescopio William Herschel (WHT) de 4,2 m, del Grupo de Telescopios Isaac Newton (ING), ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma). El instrumento que han usado, GHaFaS, es capaz de obtener un mapa de las velocidades de una galaxia entera usando la emisión del hidrógeno ionizado en el medio interestelar.

Las burbujas gigantes las producen los vientos estelares y las explosiones de supernovas en cúmulos de estrellas muy masivas y calientes. Su tamaño depende de la cantidad de estrellas y su masa varía desde un par hasta mil años luz. A las más grandes se las denomina con frecuencia “superburbujas”.

“La importancia de las burbujas –explica Artemi Camps-Fariña, investigador del IAC y primer autor de los artículos mencionados- es que nos permiten medir los efectos de la retroalimentación originados por los cúmulos de estrellas masivas de toda la galaxia. La importancia de este efecto se está reconociendo cada vez más, pues si no se tiene en cuenta, existen serias dificultades para formular teorías de formación y evolución de las galaxias”.

Sin las burbujas, las estrellas se formarían demasiado rápido y todo el gas disponible se habría consumido cuando el Universo tuviese una décima parte de su edad actual. Las galaxias estarían en un estado pasivo y no se formarían estrellas nuevas tal y como ocurre actualmente. Incluso es posible que los procesos que dieron lugar a la vida no hubieran tenido tiempo suficiente para surgir. Sin embargo, las superburbujas producidas por la retroalimentación frenan la condensación del gas del que nacen nuevas estrellas y ello ha permitido que las galaxias como la Vía Láctea formaran estrellas durante mucho más tiempo.

[Fuente Noticia]