Día: 15 mayo, 2017

Puente magnético entre las Magallanes

Posted on

Mapa del puente magnético entre nuestra vecinas galácticas más cercanas

por Amelia Ortiz · Publicada 15 mayo, 2017 ·
15/5/2017 de University of Toronto / Monthly Notices of the Royal Astronomical Society


La Gran Nube (centro izquierda) y la Pequeña Nube (centro derecha) de Magallanes se ven en esta imagen del firmamento sobre un radiotelescopio que forma parte del Australia Telescope Compact Array. Crédito: Mike Salway.

Por primera vez, los astrónomos han detectado un campo magnético asociado con el Puente de Magallanes, el filamento de gas de 75 mil años-luz de longitud que se extiende entre las dos vecinas galácticas más cercanas a la Vía Láctea: la Gran y Pequeña Nubes de Magallanes. Visibles en el cielo del hemisferio sur, las Nubes de Magallanes son galaxias enanas que están en órbita alrededor de nuestra galaxia y se encuentran a una distancia de 160 mil y 200 mil años-luz de la Tierra, respectivamente.

“Había indicios de que este campo magnético podría existir, pero nadie lo había observado hasta ahora”, comenta Jane Kaczmarek (Universidad de Sydney). Estos campos magnéticos cósmicos solo pueden ser detectados de manera indirecta y su detección fue hecha observando señales de radio procedentes de cientos de galaxias muy lejanas, que se encuentran a mucha mayor distancia que las Nubes de Magallanes.

“La emisión en radio de las galaxias lejanas sirvió como iluminación desde atrás del Puente”, explica Kaczmarek . “Su campo magnético cambia la polarización de la señal en radio. El grado de polarización nos proporciona datos sobre el campo magnético que ha atravesado”. Una señal de radio, como una onda de luz, oscila o vibra en una sola dirección o plano; por ejemplo, las ondas en la superficie de un estanque se mueven hacia arriba y hacia abajo. Cuando una señal de radio atraviesa un campo magnético, el plano es girado. Este fenómeno se conoce con el nombre de rotación de Faraday y permite a los astrónomos medir la intensidad y la polaridad (o dirección) del campo.

La observación de este campo magnético, cuya intensidad es una millonésima de la intensidad del de la Tierra, proporcionará datos acerca de si fue generado desde el interior del Puente después de que se formara esta estructura, o fue “arrancado” de las galaxias enanas cuando interactuaron y formaron la estructura.

[Fuente Noticia]

Anuncios

Galaxia elíptica despojada

Posted on

El curioso caso de una galaxia elíptica despojada

por Amelia Ortiz · Publicada 15 mayo, 2017 ·
15/5/2017 de AAS NOVA / The Astrophysical Journal Letters


Las observaciones de esta galaxia elíptica en el cúmulo Abell 2670 revelan largas colas de gas ionizado que emanan desde el disco. Crédito: adaptada de Sheen et al. 2017.

En el cúmulo Abell 2670 se ha descubierto una galaxia elíptica con algunas características inesperadas. ¿Qué condiciones han llevado a esta galaxia a tener esta morfología inusual?

A menudo vemos galaxias perturbadas o que han cambiado de forma debido a su desplazamiento por el interior de un cúmulo, pero usualmente se trata de galaxias de tipo tardío como la nuestra. Estas galaxias ricas en gas son deformadas por la presión del gas cuando caen hacia el centro del cúmulo, apareciendo colas largas de gas arrancado y estrellas jóvenes que les hacen valedoras del nombre de “galaxias medusa”.

Pero las galaxias de tipo temprano, elípticas, hace mucho tiempo que han utilizado o perdido la mayor parte de su gas y, en consecuencia, forman muy pocas estrellas nuevas. Es, por tanto, poco sorprendente que nunca antes se haya observado que tuvieran características de medusa.

Pero nuevas observaciones profundas de una galaxia elíptica en el cúmulo Abell 2670 han revelado algunas estructuras inesperadas en una galaxia de tipo temprano. Estas incluyen brotes de formación de estrellas en el centro galáctico, largas colas de gas ionizado, perturbaciones en el halo y varias regiones azules con forma de renacuajo donde se están formando estrellas. Las regiones poseen colas que apuntan en la dirección de desplazamiento de la galaxia (hacia el centro del cúmulo) y flujos de gas ionizado que apuntan en la dirección opuesta.

Todas estas características son signos de que la galaxia está siendo despojada de gas por la presión que ejerce sobre ella el gas del interior del cúmulo debido al desplazamiento de la galaxia hacia el centro. Las regiones donde se están formando estrellas, por ejemplo, exhiben un comportamiento clásico de despojamiento por presión. Los investigadores piensan que todo este gas procede de un episodio reciente de fusión con otra galaxia compañera que era rica en gas. La mayor parte fue transferida al centro de la galaxia elíptica y es ahora responsable de los brotes estelares allí presentes.

[Fuente Noticia]

Detección de FRB

Posted on

El último estallido rápido en radio añade misterios sobre su origen

por Amelia Ortiz · Publicada 15 mayo, 2017 ·
15/5/2017 de Phys.org / CSIRO /  Monthly Notices of the Royal Astronomical Society


Imagen en banda VR con la cámara DECam del campo del FRB 150215. Los círculos azules representan el haz en radio del telescopio de Parkes (línea continua interior) y el error en la posición (línea a trazos exterior). Los círculos están centrados en donde apuntaba el telescopio Parkes cuando detectó el FRB 150215. No se halló ningún fenómeno transitorio en la banda i dentro de la región. Crédito: arXiv:1705.02911 [astro-ph.HE]

Un equipo internacional de astrónomos ha anunciado la detección de un nuevo estallido rápido en radio (FRB, de sus iniciales en inglés) y sus intentos por rastrear su fuente.

Los FRB son un fenómeno relativamente reciente para los científicos espaciales. Se trata de explosiones extremadamente breves de ondas de radio que proceden del espacio, pero los astrónomos no han sido capaces de explicar qué los origina. El nuevo estallido, denominado FRB 150215, fue inicialmente detectado por investigadores del telescopio Parkes en Nueva Gales del Sur (Australia).

La particularidad de este caso es que varios equipos estaban preparados para apuntar sus telescopios hacia el punto de origen del FRB poco después de ser detectado. Por desgracia, ninguno de ellos fue capaz de detectar nada que pudiera identificar su procedencia, ni siquiera dónde se produjo exactamente. Además, después de analizar los datos de los telescopios de seguimiento, los investigadores descubrieron que el FRB había tomado un camino interesante a través de la Vía Láctea hasta nosotros, una especie de agujero que antes de la detección del FRB era desconocido. Así pues, a pesar de que no han aprendido nada nuevo sobre el origen de los FRB en general, los investigadores sí han aprendido algo nuevo sobre nuestra galaxia.

La detección del FRB 150215 es la número 22 hasta la fecha, y ninguna de ellas posee una fuente identificable, lo que les convierte en uno de los grandes misterios de la ciencia espacial. El sentido común indica que encontrar un origen debería de ser relativamente sencillo, pues es necesario algo bastante grande para crear estos pulsos de radio tan intensos.  Se han propuesto varias teorías, entre las cuales algunas defienden que los FRB podrían aparecer mucho después que se produjese el fenómeno que los causa, de modo que tendría sentido monitorizar fenómenos en el cielo, como supernovas, y luego comprobar si se produce un FRB un tiempo después.

[Fuente Noticia]