Día: 1 agosto, 2017

Reinos cósmicos que mueren

Posted on Actualizado enn

Los cuásares pueden responder a cómo las galaxias con formación estelar se apagaron

por Amelia Ortiz · Publicada 1 agosto, 2017 ·
1/8/2017 de The University of Iowa / The Astrophysical Journal

Ilustración de artista de ULAS J1120+0641, un cuásar muy lejano alimentado por un agujero negro supermasivo. Cuásares similares a éste podrían esconderse dentro de galaxias polvorientas formadoras de estrellas del Universo primitivo y jugar un papel en el cese de su actividad más tarde.Crédito: ESO/M. Kornmesser.

Algunas de las mayores galaxias del Universo están llenas de estrellas apagadas. Pero hace casi 12 mil millones de años, poco después de que el Universo fuese creado, esas galaxias masivas eran los puntos calientes donde se formaban miles de millones de estrellas. Cómo murieron estos reinos cósmicos, llamado galaxias polvorientas con formación estelar, es un misterio.

Un equipo de astrónomos de la Universidad de Iowa ofrece una pista. Afirman que los cuásares, potentes fuentes de energía que se piensa que yacen en en el corazón de las galaxias, pueden ser responsables de por qué algunas galaxias polvorientas formadoras de estrellas dejaron de crearlas. El estudio podría explicar cómo pasaron de ser fábricas de estrellas a cementerios cósmicos y cómo algunos fenómenos acerca de los cuales los científicos saben poco (cuásares y agujeros negros supermasivos que se piensa que existen en el interior de todas las galaxias, por ejemplo) pueden impulsar esos cambios.

Los científicos llegaron a su teoría después de encontrar cuásares dentro de cuatro galaxias polvorientas que todavía están creando estrellas. Los cuásares no deberían de ser detectables debido a que su luz debería de ser absorbida o estar bloqueada, por el revoltijo de polvo originado por la intensa actividad de formación de estrellas que está teniendo lugar. “El hecho de que veamos tales cuásares implica que debe de haber más cuásares escondidos en galaxias polvorientas formadoras de estrellas”, explica Hai Fu (University of Iowa). “Llevando esto al extremo, puede que cada galaxia polvorienta formadora de estrellas albergue un cuásar y nosotros simplemente no podemos ver los cuásares”.

Los investigadores llegan a proponer una teoría. Piensan que los cuásares se asoman por agujeros profundos de cada galaxia, vacíos libres de escombros que permiten que la luz escape entre regiones nubosas. La forma específica de estas galaxias no está clara, pero los astrónomos piensan que pueden tener forma de dónut y estar orientadas de tal modo que sus agujeros negros (y por tanto el cuásar) pueden verse.

[Fuente]

Del interior solar

Posted on Actualizado enn

Las ondas de gravedad detectadas en el interior del Sol revelan un núcleo que gira rápidamente

por Amelia Ortiz · Publicada 1 agosto, 2017 ·
1/8/2017 de ESA / Astronomy & Astrophysics

Este diagrama muestra las regiones clave del Sol, empezando por la más exterior, la cromosfera, y después la fotosfera, donde se ven las oscuras manchas solares. Dentro del Sol hay una zona exterior turbulenta de convección y una zona interior más estable radiativa. Crédito: ESA; cromosfera del Sol basada en una imagen de SOHO (ESA & NASA).

Los científicos han encontrado, con el observatorio solar SOHO de ESA/NASA, modos de gravedad de vibración sísmica que indican que el núcleo del Sol está girando cuatro veces más rápido que su superficie. Igual que la sismología revela la estructura interior de la Tierra por el modo en el que las ondas generadas por los terremotos viajan a través de ella, los físicos solares utilizan la heliosismología para estudiar el interior solar por medio de las ondas de sonido que reverberan a través de él. El Sol está “sonando” continuamente debido a los movimientos convectivos presentes en el interior de este gigantesco cuerpo gaseoso.

Las ondas de frecuencia alta, conocidas como ondas de presión (ondas p) se detectan con facilidad en forma de oscilaciones de la superficie debidas a las ondas de sonido que viajan por las capas superiores del Sol. Las ondas de gravedad de frecuencia más baja (ondas g) representan las oscilaciones del interior del Sol y no dejan una señal clara en la superficie, por lo que es difícil detectarlas directamente.

Eric Fossat y sus colaboradores han estudiado 16.5 años de datos recogidos por el instrumento GOLF de SOHO. Aplicando varias técnicas analíticas y estadísticas, consiguieron observar una huella de los modos g en los modos p. Esta huella sugiere que el núcleo gira completamente una vez a la semana, una rotación casi cuatro veces más rápida que la observada en la superficie y en las capas intermedias, que varía entre los 25 días en el ecuador y los 35 días en los polos.

“Habíamos detectado modos g en otras estrellas y ahora gracias a SOHO finalmente hemos hallado pruebas convincentes de ellas en nuestra propia estrella”, añade Fossat.

[Fuente]

Supernova rica en metales

Posted on Actualizado enn

Descubren una supernova rica en metales

por Amelia Ortiz · Publicada 1 agosto, 2017 ·
1/8/2017 de CfA / The Astrophysical Journal Letters

Esta imagen óptica tomada por el telescopio Pan-STARRS muestra la galaxia espiral rica en metales NGC 3191, que alberga la supernova superluminosa más cercana a la Tierra descubierta hasta la fecha, SN 2017egm. La supernova es visualizada añadiendo una fuente simulada en la posición de la explosión, con su color azul y la intensidad correspondiente a este episodio cataclísmico. Crédito: Pan-STARRS/CfA/M. Nicholl et al.

Un equipo de astrónomos ha descubierto que una supernova extraordinariamente brillante se ha producido en un lugar sorprendente. Esta supernova contradice las ideas actuales de cómo y dónde se producen estas supernovas superluminosas.

Las supernovas están consideradas como uno de los eventos más energéticos del Universo. Cuando a una estrella masiva se le agota el combustible puede colapsar sobre sí misma y producir una explosión espectacular que brilla más que la galaxia entera durante un breve lapso de tiempo, desperdigando elementos vitales por el espacio.

En la última década los astrónomos han descubierto unas cincuenta supernovas entre las miles conocidas, que son particularmente potentes. Estas explosiones son hasta 100 veces más brillantes que otras supernovas provocadas por el colapso de una estrella masiva.

Ahora un equipo de investigadores, dirigido por Matt Nicholl (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics) ha descubierto recientemente una supernova superluminosa, llamada SN 2017egm, situada en una galaxia espiral que se halla a 420 millones de años-luz de la Tierra, lo que significa que esta supernova superluminosa está tres veces más cerca de nosotros que cualquier otra vista con anterioridad.

Los astrónomos observaron que la galaxia donde se produjo la explosión tiene una alta concentración de elementos más pesados que el hidrógeno y el helio, lo que los astrónomos llaman “metales”. Es la primera prueba de que las supernovas superluminosas nace en lugares ricos en metales. Los nuevos datos también apoyan la hipótesis de que una estrella de neutrones altamente magnetizada y que gira rápidamente (llamada magnetar) es probablemente el motor que hay detrás de la cantidad increíble de luz que generan estas supernovas.

[Fuente]