Del interior solar

Posted on Actualizado enn

Las ondas de gravedad detectadas en el interior del Sol revelan un núcleo que gira rápidamente

por Amelia Ortiz · Publicada 1 agosto, 2017 ·
1/8/2017 de ESA / Astronomy & Astrophysics

Este diagrama muestra las regiones clave del Sol, empezando por la más exterior, la cromosfera, y después la fotosfera, donde se ven las oscuras manchas solares. Dentro del Sol hay una zona exterior turbulenta de convección y una zona interior más estable radiativa. Crédito: ESA; cromosfera del Sol basada en una imagen de SOHO (ESA & NASA).

Los científicos han encontrado, con el observatorio solar SOHO de ESA/NASA, modos de gravedad de vibración sísmica que indican que el núcleo del Sol está girando cuatro veces más rápido que su superficie. Igual que la sismología revela la estructura interior de la Tierra por el modo en el que las ondas generadas por los terremotos viajan a través de ella, los físicos solares utilizan la heliosismología para estudiar el interior solar por medio de las ondas de sonido que reverberan a través de él. El Sol está “sonando” continuamente debido a los movimientos convectivos presentes en el interior de este gigantesco cuerpo gaseoso.

Las ondas de frecuencia alta, conocidas como ondas de presión (ondas p) se detectan con facilidad en forma de oscilaciones de la superficie debidas a las ondas de sonido que viajan por las capas superiores del Sol. Las ondas de gravedad de frecuencia más baja (ondas g) representan las oscilaciones del interior del Sol y no dejan una señal clara en la superficie, por lo que es difícil detectarlas directamente.

Eric Fossat y sus colaboradores han estudiado 16.5 años de datos recogidos por el instrumento GOLF de SOHO. Aplicando varias técnicas analíticas y estadísticas, consiguieron observar una huella de los modos g en los modos p. Esta huella sugiere que el núcleo gira completamente una vez a la semana, una rotación casi cuatro veces más rápida que la observada en la superficie y en las capas intermedias, que varía entre los 25 días en el ecuador y los 35 días en los polos.

“Habíamos detectado modos g en otras estrellas y ahora gracias a SOHO finalmente hemos hallado pruebas convincentes de ellas en nuestra propia estrella”, añade Fossat.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s