Autor: astrofisicaliada

Estrella devoradora de planetas

Posted on

Llaman “Kronos” a una estrella devoradora de planetas

por Amelia Ortiz · Publicada 17 octubre, 2017 ·
17/10/2017 de Princeton University

La estrella similar al Sol Kronos muestra indicios de haber engullido el equivalente a 15 veces la masa de la Tierra en planetas rocosos, lo que le ha servido para que los astrónomos de Princeton le pusieran el nombre del titán de la mitología griega que devoró a sus hijos. En la ilustración se ven ejemplos del tipo de planetas que podría haber ingerido Kronos. Crédito: NASA/JPL-Caltech/R. Hurt (SSC-Caltech).

En la mitología, el titán Cronos devoró a sus hijos, incluyendo Poseidón (que da nombre al planeta Neptuno), Hades (Plutón) y tres hijas. Así que cuando astrónomos de la Universidad de Princeton descubrieron dos estrellas gemelas, una de las cuales con señales de haber ingerido una docena o más de planetas rocosos, les pusieron el nombre de Cronos y el de su hermano menos conocido Críos. Sus designaciones oficiales son HD 240430 y HD 240429 y ambas se encuentran a unos 350 años-luz de la Tierra.

El primer paso en el descubrimiento fue confirmar que la pareja, aunque se encuentra muy separada, constituye efectivamente un sistema binario. El segundo fue la observación del patrón de abundancias de elementos químicos notablemente inusual de Kronos, según explica la investigadora Semyeong Oh (Universidad de Princeton).

Otras parejas de estrellas poseen composiciones químicas diferentes, según Oh, pero ninguna tan extrema cono Kronos y Krios. La mayoría de las estrellas que son tan ricas en metales como Kronos, “poseen todos los otros elementos en grandes cantidades a un nivel similar”, comenta Oh, “mientras que Kronos carece de elementos volátiles, lo que le hace realmente raro en el contexto general de los patrones de abundancias estelares”.

En otras palabras, Kronos posee un nivel inusualmente alto de minerales que forman parte de las rocas, incluyendo magnesio, aluminio, silicio, hierro, cromo e itrio, careciendo de un nivel igualmente alto de compuesto volátiles, que son aquéllos que se encuentran más a menudo en forma gaseosa, como oxígeno, carbono, nitrógeno y potasio. “Todos los elementos que constituirían un planeta rocoso son exactamente los elementos que abundan más en Kronos, y los elementos volátiles no son abundantes, y esto proporciona una razón importante para apoyar el escenario de deglución de planetas en vez de algún otro”, comenta Semyeong Oh.

[Fuente]

Anuncios

Oro cósmico

Posted on

Los astrónomos dan con oro cósmico

por Amelia Ortiz · Publicada 17 octubre, 2017 ·
17/10/2017 de University of California Berkeley / Nature

La primera detección de ondas gravitacionales procedentes de la fusión cataclísmica de dos estrellas de neutrones y la observación de luz visible tras el evento da finalmente respuesta a una antigua pregunta de la astrofísica: ¿de dónde proceden los elementos más pesados, que van de la plata y otros metales preciosos hasta el uranio?

En base al brillo y color de la luz emitida tras la fusión, que se ajusta a las predicciones teóricas, los astrónomos pueden ahora afirmar que el oro y el platino de tu anillo de bodas se forjó con toda probabilidad durante la breve pero violenta fusión de dos estrellas de neutrones en algún lugar del Universo.

Aunque el hidrógeno y el helio se formaron en el Big Bang hace 13800 millones de años, los elementos más pesado como el carbono y el oxígeno se formaron más tarde en los núcleos de estrellas a través de la fusión nuclear del hidrógeno y el helio. Pero este proceso sólo puede crear elementos hasta el hierro. La formación de elementos más pesados necesita de un ambiente especial en el que los átomos son bombardeados repetidamente por neutrones libres. Cuando los neutrones se pegan a los núcleos de los átomos, se construyen elementos más altos en la tabla periódica.

El lugar y modo en que ocurre la producción de elementos pesados ha sido uno de los interrogantes más pertinaces en la astrofísica. Recientemente se ha puesto la atención en la fusión de estrellas de neutrones, donde la colisión de las dos estrellas despide nubes de materia rica en neutrones al espacio, donde se puede ensamblar formando elementos pesados. Brian Metzger, Eliot Quataert y Daniel Kasen (UC Berkeley) demostraron que la luz producida en una fusión de estrellas de neutrones sería unas mil veces más brillantes que las explosiones normales de novas en nuestra galaxia, por lo que llaman “kilonovas” a estos destellos exóticos, el primero de los cuales se ha conseguido observar ahora.

[Fuente]

Detrás del núcleo de la galaxia

Posted on

La cara oculta de la Vía Láctea

por Amelia Ortiz · Publicada 16 octubre, 2017 ·
16/10/2017 de Max Planck Institute for Radio Astronomy / Science

Ilustración de artista de la Vía Láctea con la posición del Sol y de la región de formación de estrellas G007.47+00.05 en el lado opuesto de la galaxia, en el brazo espiral de Scutum-Centaurus. Crédito: Bill Saxton, NRAO/AUI/NSF; Robert Hurt, NASA.

Astrónomos del Instituto Max Planck de Radioastronomía y del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian han medido directamente la distancia a una región de formación de estrellas en la cara opuesta al Sol de nuestra galaxia la Vía Láctea, utilizando el VLBA (Very Long Baseline Array). Su logro penetra profundamente en la terra incógnita de la Vía Láctea y casi duplica el récord anterior de medida de distancias dentro de nuestra Galaxia.

Las medidas de distancia son cruciales para comprender la estructura de la Vía Láctea. La mayor parte del material de nuestra galaxia, que consiste principalmente en estrellas, gas y polvo, se halla en un disco plano en el que se encuentra inmerso nuestro Sistema Solar. Como no podemos ver nuestra galaxia de cara, su estructura, incluyendo la forma de sus brazos espirales, puede sólo ser cartografiada midiendo distancias a objetos de toda la Galaxia.

Midiendo el ángulo del cambio aparente en la posición de un astro en el cielo cuando es observado desde puntos opuestos de la órbita de la Tierra (paralaje), un sencillo cálculo trigonométrico permite averiguar la distancia a ese objeto. Cuanto menor es el ángulo medido, mayor es la distancia.

Las nuevas observaciones con la red de radiotelescopios VLBA, distribuidos por todo el mundo, realizadas entre 2014 y 2015, han permitido medir una distancia de más de 66 mil años-luz a una región de formación de estrellas llamada G007.47+00.05, que se encuentra en el lado opuesto al Sol de la Vía Láctea, 27 mil años-luz más allá del centro galáctico. El récord anterior de una medida de paralaje estaba en 36 mil años-luz.

[Fuente]

Nova brillante en la Nube Menor de Magallanes

Posted on

Descubren una de las “estrellas nuevas” más luminosas que se conocen

por Amelia Ortiz · Publicada 13 octubre, 2017 ·
13/10/2017 de University of Leicester / Monthly Notices of the Royal Astronomical Society

Izquierda: el sistema binario de la nova antes de la explosión. Derecha: el sistema de la nova en explosión. Crédito: OGLE Survey.

Un equipo de astrónomos ha anunciado el descubrimiento de la que posiblemente sea la “estrella nueva” más luminosa de que se tenga noticia, una nova descubierta en dirección a una de nuestras galaxias vecinas más cercanas: la Pequeña Nube de Magallanes.

Una nova se produce cuando una estrella vieja explota dramáticamente regresando a la vida. En un sistema de estrellas binario con una enana blanca y una estrella compañera similar al Sol, hay transferencia de material desde la compañera a la enana blanca, acumulándose gradualmente hasta que se alcanza una presión crítica. Entonces se produce una combustión nuclear descontrolada, provocando un aumento de brillo repentino y de gran magnitud. Se le llama nova porque a los antiguos les parecía que se trata de una estrella nueva.

Normalmente las novas son descubiertas en luz visible, pero a menudo emiten también rayos X de más energía. Estos dos conjuntos de datos diferentes aportan información sobre la enana blanca, como su temperatura y composición química.

Empleando telescopios desde Sudáfrica a Australia y Sudamérica, así como el observatorio en órbita Swift, un equipo de astrónomos dirigido por el Observatorio Astronómico Sudafricano ha revelado que la nova SMCN 2016-10a, que fue descubierta el 14 de octubre de 2016, es la nova más luminosa jamás descubierta en la Pequeña Nube de Magallanes y una de las más brillantes observada en cualquier galaxia.

[Fuente]

Galaxias con forma de huso

Posted on

Descubren unas galaxias inusuales con forma de huso

por Amelia Ortiz · Publicada 13 octubre, 2017 ·
13/10/2017 de Max Planck Institute for Astronomy / Astronomy & Astrophysics

Utilizando el sondeo CALIFA, un equipo de astrónomos ha descubierto que las galaxias con forma de huso de hilar, delgadas, que giran alrededor de su eje mayor, son mucho más comunes de lo que se pensaba. Los nuevos datos han permitido a los astrónomos crear un modelo de cómo se formaron probablemente estas galaxias inusuales, principalmente a través de un tipo especial de fusión de dos galaxias espirales.

Cuando la mayoría de la gente piensa en galaxias, imagina las majestuosas galaxias espirales que son como la nuestra, la Vía Láctea: miles de millones de estrellas girando en un disco plano parecido al modo en que una rueda gira alrededor de su eje central. Pero hay otra clase de galaxia, que se pensaba que era muy rara: las llamadas giratorias prolatas, con forma de puro, que giran alrededor de su eje largo, como un huso.

Ahora un equipo de astrónomos dirigido por Athanasia Tsatsi (Instituto Max Planck de astronomía) ha completado un exhaustivo estudio de estos husos cósmicos. Utilizando datos del sondeo CALIFA, un estudio sistemático que examinó la estructura de velocidades de más de 600 galaxias, los astrónomos han descubierto ocho galaxias giratorias prolatas nuevas, casi duplicando el número total conocido de estas galaxias (pasando de 12 a 20). ¡Los husos cósmicos son considerablemente menos raros de lo que pensaban los astrónomos!

Dada la alta calidad de sus datos, los astrónomos han podido proponer una explicación plausible de cómo se forman estos husos cósmicos. Dos grandes galaxias de disco colisionan en ángulo recto. Al empezar a interactuar por la fuerza de la gravedad, una de ellas forma una barra, una estructura alargada cerca del centro. La barra se convierte en la forma de puro de la galaxia resultante de la fusión, conservando su sentido de rotación (https://youtu.be/G7Iml_QHe-0).

[Fuente]

Ingredientes en la formación estelar

Posted on

Nuevos descubrimientos acerca de los ingredientes de la formación de estrellas

por Amelia Ortiz · Publicada 11 octubre, 2017 ·
11/10/2017 de ICRAR / The Astrophysical Journal Letters

La comparación entre la distribución de hidrógeno estelar (arriba) y molecular (abajo) en galaxias muy ricas en gas 3 mil millones de años más jóvenes que la Vía Láctea. Créditos: datos en el óptico de Sloan Digital Survey; mapas de hidrógeno molecular de Atacama Large Millimetre Array (ALMA).

Un equipo de astrónomos ha arrojado nueva luz sobre la importancia de los átomos de hidrógeno en el nacimiento de estrellas nuevas. Se cree que sólo las moléculas de hidrógeno alimentan directamente la formación de estrellas, pero la investigación recién publicada demuestra que hay más átomos de hidrógeno que moléculas incluso en galaxias jóvenes que están creando muchas estrellas.

En el Universo local cerca de nosotros un 70 por ciento del gas hidrógeno se encuentra en átomos individuales, mientras el resto se encuentra en moléculas. Los astrónomos esperaban que, a medida que miran atrás en el tiempo, las galaxias más jóvenes contendrían más y más hidrógeno molecular hasta que dominara el gas en la galaxia. Por el contrario, han descubierto que el hidrógeno atómico compone la mayor parte del gas en galaxias más jóvenes también.

Esto es verdad en galaxias bajo condiciones similares al periodo en que el ritmo de formación de estrellas alcanzó su pico en el Universo, unos 7 mil millones de años después del Big Bang. En la última década los astrónomos han descubierto que estas galaxias jóvenes contienen 10 veces más moléculas de hidrógeno que la Vía Láctea y parece difícil que haya sitio para una cantidad comparable de gas atómico frío. Pero actualmente es imposible detectar átomos de hidrógeno a distancias tan grandes y verificar esta hipótesis.

En su lugar, el Dr. Luca Cortese (The University of Western Australia – ICRAR) ha descubierto una población de galaxias 3 mil millones de años más jóvenes que la Vía Láctea que albergan reservas de gas al menos tan grandes como las de las galaxias lejanas. “Hemos encontrado que a pesar de contener 10 mil millones de veces la masa del sol en gas molecular, estas galaxias jóvenes resultan ser muy, muy ricas en hidrógeno atómico también”, explica el Dr. Cortese.

[Fuente]

Método para determinar la masa de la galaxia

Posted on

Determinando la masa de la Vía Láctea empleando estrellas con hipervelocidad

por Amelia Ortiz · Publicada 6 octubre, 2017 ·
6/10/2017 de Phys.org

Ilustración de artista de una estrella de hipervelocidad alejándose de una galaxia espiral (similar a la Vía Láctea), desplazándose entre la materia oscura de los alrededores. Crédito: Ben Bromley, University of Utah.

Durante siglos, los astrónomos han mirado fuera de nuestro Sistema Solar para aprender más sobre la galaxia de la Vía Láctea. Y sin embargo, hay todavía muchas cosas que se nos escapan, tales como conocer su masa precisa. Determinarla es importante para comprender la historia de la formación de la galaxia y la evolución de nuestro Universo. Así, los astrónomos han intentado varias técnicas para medir la masa verdadera de la Vía Láctea.

Hasta ahora, ninguno de estos métodos había sido particularmente exitoso. Sin embargo, un nuevo estudio ha propuesto un modo nuevo e interesante para determinar cuánta masa hay en la Vía Láctea. Utilizando estrellas de hipervelocidad que han sido expulsadas del centro de la galaxia como punto de referencia, sostienen que pueden acotar la masa de nuestra galaxia.

Para su estudio, el Dr. Giacomo Fragione (Universidad de Roma) y el profesor Abraham Loeb (Universidad de Harvard) crearon modelos de los desplazamientos de estrellas de hipervelocidad para determinar la masa de nuestra galaxia. En ella han sido descubiertas más de 20 estrellas que viajan a velocidades de hasta 700 km/s, que se encuentran a distancias de entre 100 años-luz y 50 000 años-luz del centro galáctico. Se piensa que fueron expulsadas del centro de nuestra galaxia gracias a las interacciones de estrellas binarias con el agujero negro supermasivo del centro, Sagitarius A*.

“Calibrando la velocidad mínima de las estrellas de hipervelocidad, encontramos que la masa de la Vía Láctea se encuentra entre 1.2-1.9 billones de masas del Sol”, explica Loeb. Aunque todavía se trata de un intervalo, esta estimación supone una mejora significativa respecto a las estimaciones previas. Y aún más, estas estimaciones son compatibles con nuestros modelos cosmológicos actuales que intentan explicar la cantidad de materia visible en el Universo, así como la materia oscura y la energía oscura – el llamado modelo de materia fría oscura con constante cosmológica.

[Fuente]